lunes, 20 de diciembre de 2010

"Meridian" de Amber Kizer

Meridian, Amber Kizer, ed. Versatil, 2010

Lei Meridian hace unos seis meses. En concreto en dos noches de finales de junio en las que A. trabajaba y yo me absurdizaba en casa (es lo que me pasa cuando ella no está). La lei con calma, en mi butaca preferida y con el sonido de los petardos de Sant Joan de fondo. Y al acabarla me di cuenta que podía resumir esta novela en una sola frase:

Meridian es un rollo.

Es una novela como todas, con la misma estructura de todas, con los mismos personajes de todas, pero con una ventaja:  es unas cien páginas más corta que las otras. Mientrás la leía no podía evitar que por mi cerebro correria, bueno, trotara un pequeño Homer Simpson diciendo aquello de "me abuuurro". Como hace tiempo que la leí, pongo el argumento que la editorial colocó en la contraportada.

Meridian siempre ha sido una marginada. Dondequiera que va, la muerte y el dolor la acompañan. El día de su decimosexto cumpleaños, un coche se estrella frente a su casa y, aunque ella no sufre ni un rasguño, un dolor insoportable invade su cuerpo. Sin apenas tiempo para recuperarse, Meridian descubre que es un peligro para su familia y que debe huir a casa de su tía abuela en Revelation, Colorado. Allí conoce el secreto que sus padres le han estado ocultando toda su vida: es una Fenestra, el eslabón entre lo humano y lo divino que une el mundo de los vivos y el de los muertos.

Las veinte primeras página de Meridian me gustaron. Abrian la puerta a una historia oscura, triste, tenebrosa y que parecía acercarse a la literatura de terror. Los animales muertos, el miedo de la famila, el accidente de coche, el viaje al autobús y el encuentro con el anciano hacían que mi escepticismo hacia la novela se fuera convirtiendo en agradable sorpresa. Pero entonces la protagonista llega a un pueblo que se llama Revelation y conoce a un chico brusco de pasado atormentado y a su tía abuelita encantadora y hay un malo muy malo muy malo y todo se convierte en lo de siempre.

Quizá el problema sea mío. Recuerdo que la lectura se convirtió en algo tedioso a la espera de alguna sorpresa, algo que fuera diferente y que me hiciera decir, mira, esto no me lo esperaba. Pero no. Todas las buenas vibraciones que me dieron esas veinte primeras páginas se diluyeron en nada; la obra se vuelve tópica y previsible.

- La protagonista descubre qué es eso que la hace especial y lo acepta en un par de frases en la ya conocida escena de "anda, soy un (añádase lo que cada novela necesite), eso explica muchas cosas".
- La tensión entre el chico borde, pero muy guapo con la prota que ya podemos imaginar cómo se resuelve. Y este sí que es un muchacho que cumple a rajatabla eso de callado está más guapo. Eso sí, se agradece que no haya ningún trío amoroso. Claro que con los cuatro personajes que salen, sería raro (aunque muy interesante... realmente me hubiera sorprendido que de repente exisitera una tensión sexual entre Meridian y su abuela).
- La anciana que sabe todo, que es muy maja y más buena y con un carácter... vamos, una Obi Wan Kenobi más.
- El malo más malo que la tiña que se ve a dos mil páginas de distancia y al que sólo le faltaba colgar un cartel que dijera, "El malo de la historia".
- Las moralinas y el mensaje conservador.

Quizá como he dicho antes, el problema sea mío. Cuando me empiezo a leer una novela voy limpio de prejuicios y sólo pido que haya algo que me sorprenda. Y si no es así, que me divierta. Meridian no me proporciona ni una cosa ni otra. Los personajes son estereotipos que podemos encontrar en cuatro de cada cinco novelas, la intriga es inexistente, la narración es torpe y descuidada, el dibujo de los personajes es incexistente, las situaciones rozan en ocasiones lo absurdo (todo lo del malo huele a postizo y a previsible... y sus apariciones... es como uno de esos malos que hablan y hablan y hablan dejando que los buenos se recuperen de las heridas o ideen un plan para escapar, y mueve mucho las manos y la cara y es muy exagerado y está todo el rato dándole que te pego a que es malo y vendrá la oscuridad y os haréis caquitas de miedo y uhhhhh...). Pedir un mínimo de sorpresa y diversión no creo que sea tanto.

Y ahora iba a decir eso de que Meridian no es una mala novela, sino que no me ha interesado. Pero pensándolo bien... de la historia de la fenestra ésta he dicho que me ha parecido:
- poco original
- aburrida
- tópica
- moralista
- estereotipada
entre otras cosas.

Y eso conduce a una simple idea: Meridian es una mala novela que sólo acabarla cayó en la sección mental de libro perfectamente olvidables y prescindibles. Quizá era por esto por lo que no había escrito su reseña.

7 comentarios:

  1. Normal que pienses eso. Coincido. Una novela tópica que no sirve más que para adornar la estantería.

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo, también a mí me sugerían algo mejor la sinopsis y las primeras páginas pero luego resulta bastante aburrida... lo mejor es que se lee rápido y fácil, para alguien que no puede abandonar ningún libro, como yo (dando oportunidades hasta el último momento, jeje), está bien que los aburridos se lean rápido XD

    ResponderEliminar
  3. Alendax, Eomoi y yo coincidimos en que "Meridian" es un tópico con patas y que es aburrida. Y sí, se agradece que al menos sea corta. Si pierdo minutos de mi vida, al menos que sea por 200 páginas y no por las 450 que es el mínimo que se escribe hoy.

    ResponderEliminar
  4. Ya había leído alguna reseña en la que decían que la novela no era muy allá, así que no tenía casi ninguna intención de leérmela, y por como la pones también tú, me has corroborado que no la lea definitivamente xD

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Y bastante reseñas corren diciendo que la novela está muy bien (cosa que, en serio, no entiendo). Realmente esta "meridian" me pareció una mala novela. Hay mucho bueno que leer suelto por el mundo.

    ResponderEliminar
  6. No me lo he leído, ni siquiera lo he llegado a tener en mi lista de deseos así que supongo que nunca me ha llamado lo suficientemente la atención. Y yo que me alegro de ello, porque leyendo tu reseña sólo me hubieran gustado las 20 primeras páginas,jaja.

    Besoss

    ResponderEliminar
  7. Nessie, estoy convencido de ello. Vete a una librería, pillala, léete esas veinte páginas y a otra cosa, mariposa. El resto ya lo has leído en otros libros.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.